sábado, 5 de febrero de 2011

Pocas Luces

Escribo esta carta para manifestar mi descontento con la colocación y configuración de los semáforos situados en el(a ojo de buen cubero) equinoccio de la Gran Vía de Vigo. De todos es sabido que esta Vía tiene 2 carriles para direcciones opuestas, separados por un arcén de una anchura similar a cada carril, que, dicho sea de paso, está adornado con unos hierbajos que poco tienen de decorativos. Pero ese no es el tema. Cuando uno va pateando por la acera de la avenida, a veces siente la imperiosa necesidad de cruzar al otro bordillo. Suele pasar. ¿Qué haces entonces? Buscas raudo un paso de peatones (o, como sería mejor y más poéticamente llamado: Un paso de paseantes). Topas con uno de ellos, con tan mala fortuna de que justo es el que tiene los dos pares de semáforos. Separados por el arcén. Inmundos. Sincrónicos.

El problema es el siguiente: Cuando el primero de los semáforos peatonales se abre, en el del otro lado del arcén intermedio que antes describí, a unos 50 metros, se abre simultáneamente el otro semáforo y el otro paso de peatones. Cruzas entonces por el paso de paseantes(permíteme llamarlo así) y te embarcas en esa curiosa acera intermedia. Para llegar al siguiente semáforo tienes que hacer un zigzag, una especie de chicane solo apta para viandantes experimentados. La apertura del semáforo(de los 2 pares de semáforos) no dura más de 15 segundos, lo cual implica que tienes ese tiempo para cruzar el primer PDP, hacer la chicane, y cruzar el siguiente paso antes de que quedes confinado en esa tierra de nadie entre las feroces bestias de hierro y gasolina. Solo un viandante que vaya corriendo y/o volando podría hacer ese recorrido en ese tiempo. Para colmo, estas luces del demonio tardan más de 2 minutos en volver a teñirse de verde.

Sin duda, este problema es la base del estrés e ineficiencia que se puede observar en gran parte de la población viguesa. A través de esta carta exijo que se cambie la configuración de estos dos semáforos Granvienses. No es difícil y ahorrará muchas vidas y dinero. Lapidará la crisis.

No hay comentarios:

Licencia de Creative Commons